lunes, 30 de julio de 2012

Sesión 9: Los hechos contables y sus clases

Hasta ahora hemos aprendido lo que es un balance de situación de la empresa, y cómo construirlo en base a los elementos patrimoniales que la misma posee. Pero el patrimonio de una empresa no es algo estático sino dinámico, ya que va modificándose a medida que transcurre el tiempo mientras la empresa desarrolla su actividad económica.

Las modificaciones en el patrimonio se originan a través de sucesos o acontecimientos, que dependientes o independientes de la voluntad de los gerentes, directores o dueños de la empresa, influyen o pueden influir significativamente en el patrimonio de la misma de manera concreta y directa. Estos sucesos o acontecimientos reciben en contabilidad la denominación de hechos contables. Un hecho contable puede ser, por ejemplo, una compra de mercaderías, un pago a los proveedores de la empresa, la venta de una maquinaria antigua de la empresa, etc.

Es importante recalcar que los hechos contables no sólo se referirán a hechos pasados, también se identifican por poder variar el patrimonio de la empresa en un futuro próximo. Y para que los hechos contables sean tenidos en cuenta por la contabilidad deberá tenerse en cuenta el grado de influencia que aquéllos puedan tener sobre el patrimonio. Si hemos considerado un hecho contable que no aporta una información relevante sobre los cambios que aquél provocaría sobre el patrimonio de la empresa será mejor obviarlo. El tratamiento de la información contable, como todo trabajo en la vida supone un gasto monetario para la empresa, por ello, el tratamiento de una información contable irrelevante carecería de sentido si ello no aporta ningún beneficio informativo o económico.

Por ejemplo, un hecho contable podría ser el siguiente: una empresa compra un ordenador totalmente equipado pagándose la totalidad del importe de la compra a través de un cheque bancario. Evidentemente, este acontecimiento es un hecho contable, ya que por un lado se incorpora a nuestro patrimonio un ordenador nuevo, aumentando el concepto "Equipos para proceso de información", y en contrapartida minorará el dinero disponible en la cuenta corriente de la empresa, es decir, disminuirá el concepto "Bancos, euros". En este caso, el hecho contable sólo ha afectado a la masa patrimonial de activo, pero en realidad los hechos contables pueden modificar cualquiera de las tres masas patrimoniales principales (activo, pasivo y patrimonio neto), una de ellas, dos o las tres a la vez.

¿Qué no podría ser un hecho contable? imaginemos que la dirección de la empresa tiene pensado ingresar un anticipo a un proveedor de los productos que la misma pone a la venta, para la compra de un lote voluminoso de dichos productos dentro de 15 días, pero todavía no ha hecho el ingreso del anticipo en la cuenta corriente del proveedor, ni se ha decidido todavía en firme. Este acontecimiento realmente no es un hecho contable, ya que el proveedor todavía no ha recibido el anticipo, ni ha salido dinero de la cuenta corriente de la empresa, no modificándose por tanto ninguna masa patrimonial en la contabilidad de la misma.

En lo relativo a las clases de hechos contables, éstos se pueden clasificar en tres categorías: permutativos, modificativos y mixtos.

Hecho contable permutativo: supone modificaciones en la composición del activo, pasivo o neto, pero en este caso no cambiará la cuantía total del neto.
Ejemplo: Compramos una furgoneta por un importe de 15.000 euros para el reparto del género a los clientes, se paga la totalidad del importe de la compra a través de la caja de la empresa. Por un lado aumenta el concepto "Elementos de transporte" en 15.000 euros por la compra del vehículo, y por otro lado disminuye el dinero existente en "Caja, euros" en 15.000 euros. Como vemos, este hecho sólo afecta a dos activos, no afectando para nada el neto, por lo tanto este hecho es permutativo.

Hecho contable modificativo: supone una variación en la cuantía total del patrimonio neto, es decir, varía la riqueza de la empresa.
Ejemplo: los socios de la empresa aportan entre todos un total de 10.000 € para aumentar los fondos propios de la empresa, con objeto de renovar la maquinaria existente en la misma, el dinero una vez aportado totalmente se ingresó en la cuenta corriente de la misma. Por un lado, tenemos que el importe total aportado por los socios de la empresa es 10.000 euros, con lo que el neto se incrementará en 10.000 euros, y por otro lado también se incrementará el saldo de la cuenta corriente de la empresa, es decir, el concepto "Bancos" aumentará 10.000 euros. En este caso vemos claramente que el neto varía, con lo que es un hecho contable modificativo.

Hecho contable mixto: son hechos permutativos y a la vez modificativos.
Ejemplo: nuestra empresa vende un local que le había costado 35.000 euros por un precio de 22.000 euros, el importe se cobra a través del banco. En este caso es permutativo el hecho contable, ya que el concepto "Construcciones" (activo) disminuye en 35.000 euros, aumentando en contrapartida el concepto "Bancos" por un importe de 22.000 euros. Si nos fijamos bien en este hecho contable, la empresa pierde 13.000 euros por la venta del local, ya que sólo cobra 22.000 euros por un local que en su momento le costó 35.000, por lo tanto el neto (la riqueza de la empresa) disminuirá en 13.000 euros, siendo en este caso también el hecho modificativo. Al ser modificativo y permutativo a la vez este hecho contable, es un hecho mixto.

En la próxima sesión explicaremos qué es la cuenta, para qué se utiliza y muy importante, el convenio de funcionamiento de las cuentas de activo, pasivo y neto. ¡Ánimo!, que ya vamos entrando en los temas más interesantes de la contabilidad. Saludos y os espero para entonces.

viernes, 27 de julio de 2012

Sesión 8: El resultado de la empresa. El concepto de gasto e ingreso

Comencemos con el concepto de gasto. Los gastos son definidos en el Plan General de contabilidad como los "decrementos de patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de salidas o disminuciones en el valor de los activos, o de aumento del valor de los pasivos, siempre que no tengan su origen en distribuciones monetarias o no, a los socios o propietarios, en su condición de tales".

De acuerdo con la definición anterior, el gasto implicará una disminución de recursos de la empresa (patrimonio neto), y será el necesario para poder realizar la actividad típica de aquélla durante el ejercicio en el que se produce, para así obtener los ingresos correspondientes a la realización de dicha actividad económica. Normalmente se producirá por la compra de mercaderías, materias primas, consumo de suministros, telefonía, entre otros conceptos, que genera la actividad normal de la empresa durante el ejercicio económico.

En cuanto al concepto de ingreso lo define el Plan: "incrementos en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de entradas o aumentos de valor de los activos, o de disminución de los pasivos, siempre que no tengan su origen en aportaciones, monetarias o no, de los socios o propietarios".

Por tanto, un ingreso implicará un aumento de los recursos de la empresa (patrimonio neto), y normalmente provendrán de la venta de productos o de la prestación de servicios que conforman la actividad normal realizada por la empresa durante el ejercicio.

Resumiendo tanto los gastos como los ingresos siempre irán referidos al ejercicio en el que se producen, y nunca se originarán por medio de retiradas o aportaciones de capital por parte de los socios. Y ambos conceptos generarán variaciones en el patrimonio neto de la empresa.

En consecuencia, el resultado de una empresa será definido como la diferencia entre los ingresos y gastos originados en un determinado ejercicio económico. De tal manera que, si los ingresos que se obtienen en el ejercicio son superiores a los gastos realizados, diremos que la empresa obtiene beneficios y, por contra, cuando los gastos en que se incurran sean superiores a los ingresos, la empresa habrá tenido pérdidas durante el ejercicio. Recordemos que el resultado es uno de los objetivos fundamentales de la contabilidad, es decir, conocer los beneficios o pérdidas obtenidos en un periodo determinado.

INGRESOS – GASTOS = RESULTADO DEL EJERCICIO

SI INGRESOS > GASTOS: BENEFICIOS
SI GASTOS > INGRESOS: PÉRDIDAS

Por tanto, el beneficio o pérdida influirá en el patrimonio neto de la empresa incrementándolo si estamos en presencia de un resultado positivo y minorándolo cuando éste sea negativo.

Ahora nos podríamos preguntar ¿un pago es realmente un gasto? ¿un cobro es un ingreso? El gasto, si bien es una adquisición realizada, no tiene por qué corresponderse con una salida de efectivo (pago), sino que, la generación de aquél puede ser anterior, simultáneo o posterior al momento en que se efectúe su pago. De forma paralela, los ingresos, pueden no corresponderse en el tiempo con la entrada de efectivo (el cobro) derivada de los mismos. Por ejemplo, imaginemos que tenemos una factura pendiente a pagar en un plazo de 3 meses por una compra de género a un proveedor, en este caso ya se habrá producido el gasto, pero el pago no se producirá hasta que no pasen esos 3 meses. O imaginemos una factura pendiente de cobro a un cliente por una venta de género que se le ha hecho, aquí ya se habrá generado el ingreso, pero el cobro está pendiente todavía de producirse. Incluso pudiéramos haber hecho un anticipo a un proveedor para una futura compra, con lo cual aquí ya se ha producido un pago, pero el gasto no se producirá hasta que no hagamos efectiva esa compra prevista.

En resumen, los gastos o los ingresos se originan cuando se produce la corriente real de bienes o servicios que se reciben o entregan en el seno de una operación comercial. Por contra, el cobro o pago de los mismos provocan la corriente monetaria que permite liberarse de los derechos de cobro y obligaciones de pago que surgen de aquellos. En atención a ello, ambas operaciones pueden ser, por tanto, independientes y referidas a momentos distintos del tiempo.

¿Se puede hablar de inversión como un gasto más? Según lo expuesto, no parecen existir diferencias importantes entre un gasto y una inversión, pero si las hay. La distinción entre un gasto y una inversión va a depender de la consideración inicial que estimemos sobre el comportamiento normal de esa compra o adquisición a lo largo del ejercicio económico que estemos contabilizando. De modo que, si consideramos que una adquisición, por regla general, tiende a ser consumida dentro del ejercicio económico será tratada como gasto, y si va a ser consumida durante más de un ejercicio económico, se le otorgará el tratamiento de un activo.

A titulo de ejemplo, si compramos mercaderías, éstas inicialmente, según lo ya expuesto, deberán ser calificadas como gasto del ejercicio en el que se adquieren, dado que, es lógico pensar, que serán vendidas en un espacio de tiempo relativamente corto. Por el contrario, la compra de elemento de transporte será calificada como inversión (activo), ya que, es más probable que su uso se extienda a más de un ejercicio económico y, en por tanto, su desgaste y pérdida de valor tendrán incidencia en los resultados de varios ejercicios.

¿Hablar de coste es lo mismo que hablar de gasto? Se entiende por coste el valor económico del consumo de bienes y/o servicios aplicados al proceso de producción. Por tanto, no hay coincidencia entre el concepto de gasto y el de coste. Mientras que el primero se refiere al valor de lo comprado, el segundo lo hace en el sentido de lo consumido por la actividad o el elemento al que deseamos calcular su coste. Por ejemplo; si llenamos el depósito de gasolina de un coche para viajar de un punto A a otro B, el valor de toda la gasolina echada en el referido depósito tendrá la consideración de gasto, en tanto que, presumiblemente en un espacio corto de tiempo, toda ella será finalmente consumida. Sin embargo, para determinar el coste en términos de gasolina para hacer dicho viaje tan sólo tendremos en cuenta el combustible realmente consumido en dicho viaje.

En cuanto a los conceptos relativos a gastos e ingresos según el PGC, son muchos e iremos refiriéndonos a ellos poco a poco a lo largo de mis exposiciones, de todas formas los podéis ir revisando en el Plan General Contable de Pymes (partes cuarta y quinta, grupos 6 y 7), una vez lo hayáis descargado de mi blog si no lo habéis hecho todavía. En la próxima sesión veremos qué es un hecho contable y sus clases. Para entonces os espero.

jueves, 26 de julio de 2012

Sesión 7: Ejemplo práctico de un balance de situación detallado

Vamos a suponer que como contables nos dan el siguiente listado de elementos patrimoniales de una empresa que se dedica a la fabricación y comercialización de juguetes, una vez realizado el inventario por los operarios correspondientes, a 31 de diciembre de 2.010 (importes en euros):
  • Local: 15.050
  • Mercaderías: 2.080
  • Materias primas: 1.500
  • Clientes: 2.000
  • Proveedores: 5.000
  • Maquinaria: 7.500
  • Ordenadores: 2.600
  • Deudas a 3 años con el banco: 24.000
  • Efectos a cobrar a clientes: 1.800
  • Reservas: ¿?
  • Capital social: 3.800
  • Deudas con distintos acreedores a corto plazo: 1.100
  • Marcas y patentes: 3.000
  • Terrenos: 4.500
  • Bancos: 3.000
  • Caja: 700
  • Acciones adquiridas de SUGAR, S.A. a largo plazo: 1.600
  • Deuda con Hacienda por diversos conceptos a 7 meses: 2.000
  • Deuda con la Seguridad Social a 4 meses: 3.500
Se pide: Construir el balance de situación detallado y ordenado y hallar el importe correspondiente a las reservas.

Solución: como hemos hecho en ejercicios anteriores, primero clasificamos todos los elementos patrimoniales por masas patrimoniales de la forma explicada en la anterior sesión, para luego poder obtener el balance de situación, que quedaría de la forma siguiente utilizando la denominación que a cada elemento patrimonial le corresponde según el Plan General Contable:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2013

De la ecuación patrimonial podemos obtener el importe del patrimonio neto:
ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO NETO; NETO = ACTIVO - PASIVO
Por tanto, NETO = 45.330 - 35.600; NETO = 9.730 euros

Como PATRIMONIO NETO = CAPITAL SOCIAL + RESERVAS (según el balance):
RESERVAS = NETO - CAPITAL SOCIAL; RESERVAS = 9.730 - 3.800
Por tanto RESERVAS = 5.930 euros

En la próxima sesión seguiremos viendo conceptos fundamentales en contabilidad como el resultado, los gastos y los ingresos. Saludos y hasta entonces.

miércoles, 25 de julio de 2012

Sesión 6: Composición detallada del balance de situación según el Plan General de Contabilidad

Hay que señalar que cada masa patrimonial ya estudiada (activo, pasivo exigible y patrimonio neto) engloba varias masas patrimoniales a su vez. La masa patrimonial de activo, se divide en activo corriente y activo no corriente. El pasivo no exigible abarca el patrimonio neto, y el pasivo exigible se desglosa a su vez en el pasivo no corriente y el pasivo corriente.

El activo no corriente, también denominado inmovilizado o activo fijo, está formado por los elementos patrimoniales pertenecientes a la empresa con el fin de desarrollar las actividades de la misma, por tanto no serán vendidos o enajenados en un periodo igual o inferior al año. Está formado fundamentalmente por las siguientes masas patrimoniales:
  • Inmovilizado intangible: son elementos patrimoniales que realmente "no se pueden tocar" al no ser materiales, por tanto no son realmente bienes sino derechos susceptibles de valoración económica, pero cuidado, no los confundamos con los derechos de cobro a clientes, por ejemplo. Según el Plan General Contable, alguno de los conceptos que van incluidos en esta masa patrimonial son: gastos de investigación y desarrollo, propiedad industrial y aplicaciones informáticas.
  • Inmovilizado material: estos elementos patrimoniales son realmente bienes y no derechos. Algunos de los conceptos incluidos en esta masa patrimonial según el Plan General Contable son: terrenos y bienes naturales, construcciones, maquinaria, mobiliario y elementos de transporte.
  • Inversiones financieras a largo plazo: son las inversiones realizadas por la empresa con el fin de obtener rentas, ya sean fijas (invirtiendo en forma de obligaciones, letras del tesoro, bonos, etc.), o variables (realizando inversiones en acciones). Los conceptos más utilizados según el Plan General Contable son: inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio, valores representativos de deuda a largo plazo, créditos a largo plazo e imposiciones a largo plazo.
El activo corriente está compuesto por una serie de elementos patrimoniales cuya liquidez será una realidad en un periodo igual o inferior al año, está formado principalmente por las siguientes masas patrimoniales:
  • Existencias: Son los bienes objeto de la actividad principal de la empresa. Por ejemplo, para una ferretería las existencias pueden ser tornillos, tuercas, destornilladores, etc. Los conceptos más utilizados según el Plan General Contable son: mercaderías, materias primas, productos en curso, semiterminados y terminados, y otros aprovisionamientos (combustibles, repuestos, envases, embalajes, etc.)
  • Deudores comerciales y otras cuentas a cobrar: en esta masa patrimonial se incluyen los derechos de cobro sobre terceras personas, constituyen el denominado "realizable". Algunos de los conceptos más destacados según el Plan General Contable son: clientes, deudores, Hacienda Pública deudor por diversos conceptos y Organismos de la Seguridad Social deudores.
  • Inversiones financieras a corto plazo: lo anteriormente dicho sobre las inversiones financieras a largo plazo se  aplica aquí también, solo que en esta masa patrimonial las inversiones son a corto plazo. Los conceptos a destacar según el Plan son los mismos, pero a corto plazo.
  • Efectivo: son los elementos patrimoniales que conforman "la tesorería" de la empresa y cuya liquidez es inmediata. Los conceptos más usados según el Plan General Contable son Caja y Bancos.
El pasivo no exigible o patrimonio neto recordemos que son los fondos propios de la empresa,  los cuales no pueden ser exigidos por nadie a la empresa. Los conceptos más usados según el Plan General Contable son: capital, reservas y resultados del ejercicio.

El pasivo exigible estará formado por los elementos patrimoniales referidos a las deudas u obligaciones de pago con terceros por parte de la empresa. Está integrado por las siguientes masas patrimoniales:
  • Pasivo no corriente: referido al largo plazo. Incluye conceptos según el Plan como: deudas a largo plazo con entidades de crédito, proveedores de inmovilizado a largo plazo y acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo.
  • Pasivo corriente: referido al corto plazo. Alguno de los conceptos más destacados según el Plan General Contable son: deudas a corto plazo con entidades de crédito, proveedores, acreedores por prestaciones de servicios.
Vamos a representar ahora el balance de situación detallado según lo ya expuesto:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2013

En la próxima sesión veremos un ejemplo práctico relacionado con todo lo que acabamos de explicar. Para entonces os espero.

domingo, 22 de julio de 2012

Sesión 5: Normalización de los elementos patrimoniales. Ordenación del balance de situación

¿Por qué es necesaria una normalización de los elementos patrimoniales?. Imaginemos por un momento que encargamos a un empleado de nuestra empresa la realización del inventario del presente año. El año pasado hizo dicho trabajo otro empleado distinto. ¿Es posible que haya ocurrido que a las existencias del almacén un empleado las haya denominado "género" y el otro las haya llamado "productos"?, ¿es posible que al coche de nuestra empresa un trabajador lo haya denominado "utilitario" y el otro lo haya llamado "vehículo"?.

En teoría, es posible que esto pueda suceder si no se ha previsto este tipo de acontecimientos, pero en la práctica no, si las empresas contabilizan según las denominaciones de cuentas del Plan General de Contabilidad. Por tanto, para evitar que se produzca el problema descrito anteriormente, es preciso que exista una uniformidad en la denominación de los elementos patrimoniales, lo cual se consigue a través del Plan General de Contabilidad, el cual estudiaremos más en profundidad más adelante.

Por ejemplo, una empresa podría llamar "finca" a un terreno que ha adquirido, y otra empresa podría denominar "solar" a dicho terreno comprado. Según el Plan General de Contabilidad, las fincas, terrenos o solares se incluyen en la cuenta "terrenos y bienes naturales", evitándose así las confusiones que se podrían originar con la denominación.

En cuanto a la ordenación del balance de situación, en el activo los elementos se ordenan de menor a mayor liquidez. Se puede definir la liquidez como la facilidad que tiene un bien o derecho para convertirse en dinero. Por ejemplo, no tiene la misma liquidez un local por valor de 40.000 euros propiedad de la empresa, que el cobro de la factura de un cliente dentro de un plazo de 2 meses, evidentemente el derecho de cobro de la factura es un activo con más liquidez que el local, el cual podríamos tardar mucho tiempo en poder venderlo para obtener dinero por el mismo. Y el mismo dinero que tiene en caja la empresa tiene una liquidez inmediata (podemos disponer de dicho dinero al instante), por tanto es un activo con más liquidez que los dos anteriormente descritos.

En el lado del pasivo, los elementos patrimoniales se ordenarán de menor a mayor exigibilidad, es decir, dependiendo del mayor o menor plazo de tiempo en el que puede ser exigida a la empresa el cumplimiento de sus obligaciones. Por ello, la primera masa patrimonial que se coloca en el balance es el Neto, luego las obligaciones con terceros a largo plazo, y posteriormente las obligaciones con terceros a corto plazo. Por tanto, una deuda u obligación será más exigible cuanto menos tiempo de plazo tengamos para poder liquidarla o pagarla.

Es importante señalar que siempre que hablemos en contabilidad de "largo plazo" nos referimos a plazos de tiempo superiores al año, y cuando hablemos de "corto plazo" estamos indicando periodos de tiempo iguales o inferiores al año.

A partir de ahora, para referirnos a un elemento patrimonial cualquiera, lo haremos según la denominación de cuentas del Plan General de Contabilidad (partes cuarta y quinta). Recordaros que para ir ya viendo poco a poco los nombres de las cuentas a utilizar según el Plan, éste os lo podéis descargar en mi blog en la página de legislación básica, donde indica "Plan General de Contabilidad 2007 para Pymes", aunque durante las explicaciones de las sesiones os iré desgranando las cuentas más importantes, su definición y cómo funcionan.

EJEMPLO PRÁCTICO DE ORDENACIÓN
DE UN BALANCE DE SITUACIÓN

Dados los siguientes elementos patrimoniales (importe en euros): coche de la empresa 8.500, muebles, 1.250, deudas por género comprado 1.250, deudas por suministro de luz y agua 1.100, local 45.500, productos 3.300, préstamo a  6 meses con el banco, 500, préstamo a 2 años con la caja de ahorros 2.800, facturas pendientes de cobro a clientes 3.800, maquinaria 2.000.

Se pide: construir el balance de situación de forma básica y ordenada.

Solución: Primero identificamos qué elementos forman parte del activo, pasivo y patrimonio neto, y su denominación correspondiente dentro del Plan General Contable.
  • Coche de la empresa: Activo, denominación: elementos de transporte.
  • Muebles: Activo, denominación: mobiliario.
  • Deudas por género comprado: Pasivo, denominación: proveedores.
  • Deudas por suministro de luz y agua: Pasivo, denominación: acreedores por prestaciones de servicios.
  • Local: Activo, denominación: Construcciones.
  • Productos: Activo, denominación: mercaderías.
  • Préstamo a 6 meses con el banco: Pasivo, denominación: Deudas con entidades de crédito a corto plazo.
  • Préstamo a 2 años con la caja de ahorros: Pasivo, denominación: Deudas con entidades de crédito a largo plazo.
  • Facturas pendientes de cobro a clientes: Activo, denominación: clientes.
  • Maquinaria: Activo, denominación: Maquinaria.
Por tanto, el balance de situación ordenado quedaría de la siguiente forma, quedando pendiente de cálculo el patrimonio neto:


El patrimonio neto podemos hallarlo de la ecuación patrimonial:
ACTIVO = PASIVO + NETO;  NETO = ACTIVO – PASIVO
Por tanto NETO = 64.350 – 5.650 = 58.700 euros

En la próxima sesión veremos más detalladamente la composición del balance de situación, según el Plan General Contable. Saludos y hasta entonces.

viernes, 20 de julio de 2012

Sesión 4: Las masas patrimoniales y su clasificación. La ecuación patrimonial y la representación del balance de situación

Diremos que se denominan masas patrimoniales a las agrupaciones de elementos patrimoniales que son homogéneos y cumplen un mismo fin objetivo en la empresa. La clasificación más básica de las masas patrimoniales es la siguiente:
  • Activo: engloba los elementos patrimoniales referidos a bienes y derechos. También se le denomina estructura económica de la empresa, es decir, son los elementos en los cuales la empresa ha invertido el dinero para que su funcionamiento como tal sea una realidad (aplicación de fondos).

  • Pasivo: recoge los elementos patrimoniales referidos a deudas y obligaciones pendientes de pago, por ello es también conocido como pasivo exigible. Forma parte de la estructura financiera de la empresa, es decir, son elementos que nos indican de donde ha salido el dinero para poder invertir en el activo (origen de fondos).

  • Patrimonio neto: son los fondos propios de la empresa (capital social, reservas, beneficios, etc.). Forma parte también de la estructura financiera de la empresa, pero a diferencia del pasivo exigible, el valor del neto no puede ser exigido por nadie a la empresa, al ser de su propiedad.

En consecuencia, el valor del activo tendrá que ser igual que la suma de los valores del pasivo exigible y el patrimonio neto, ya que la aplicación de fondos ha de coincidir con el origen de fondos, con lo que obtendremos la siguiente ecuación patrimonial:

ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO NETO

A continuación vamos a representar de forma básica el balance de situación:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2013

EJEMPLO PRÁCTICO

Determinar el importe del patrimonio neto de la empresa y representar el balance de situación detallando las tres masas patrimoniales (activo, pasivo y patrimonio neto), sabiendo los siguientes datos:
En el almacén tenemos género por valor de 3.700 €.
En la cuenta corriente disponemos de 1.200 € de saldo.
Los elementos de transporte de la empresa están valorados en 11.500 €.
Tenemos una deuda con un proveedor por la compra de género, por valor de 720 €.
La empresa es propietaria de un local por valor de 33.000 €.
Debemos el Impuesto de Sociedades del año anterior, la deuda asciende a 2.850 €.
Debemos al Banco 3.500 € por un préstamo que nos concedió hace 2 años.
Se adeuda la nómina del mes anterior de los trabajadores por un importe de 2.200 €.
Vendimos género a un cliente por valor de 2.100 €, este importe está pendiente de cobro.


Solución: Una vez clasificados todos los elementos patrimoniales en sus correspondientes masas (activo, pasivo o patrimonio neto) obtendremos el siguiente balance de situación:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2013

Al tener que cumplirse la ecuación patrimonial, podremos hallar el neto, que es la masa patrimonial que desconocemos:
ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO NETO
Por tanto, PATRIMONIO NETO = ACTIVO - PASIVO
NETO = 51.500 - 9.270 = 42.230 euros

Fácil, ¿verdad?. En la siguiente sesión estudiaremos qué sentido tiene la normalización de los elementos patrimoniales, y cómo se ordena el balance de situación. Hasta entonces, compañeros.

jueves, 19 de julio de 2012

Sesión 3: Ejemplos prácticos sobre el patrimonio empresarial y el inventario

Vamos a empezar la sesión del día con un ejemplo práctico de representación del patrimonio de nuestra empresa. Supongamos que el gerente de nuestra empresa que se dedica a comercializar lavadoras y frigoríficos, realiza al cierre del ejercicio económico un inventario del cual se obtienen los siguientes datos: Local 50.000, mesas 3.000, sillas 2.000, ordenadores 2.300, lavadoras 15.000, frigoríficos 22.000, camión 27.500, dinero en bancos 8.000, dinero en caja 300, facturas pendientes de cobro a clientes 5.500, préstamo a 3 años con el banco 40.000, deudas con proveedores de lavadoras y frigoríficos 25.000, préstamos concedidos al personal de la empresa 1.000, deudas por servicios de publicidad y propaganda 9.500.

Se pide: representar el patrimonio de la empresa y su cuantía en euros.

Para solucionar el ejercicio, clasificaremos los elementos patrimoniales dados en bienes, derechos y obligaciones, y una vez hecho esto, la representación del patrimonio quedaría de la siguiente forma:


Ahora procedemos a calcular el valor en euros del patrimonio:
PATRIMONIO = (BIENES + DERECHOS) – OBLIGACIONES
PATRIMONIO = 136.600 – 74.500 = 62.100 euros

Vamos a ver ahora un ejercicio práctico de cómo redactar un inventario. En realidad, no hay un formato fijo, pero el más habitual consta de tres partes: Encabezamiento, cuerpo y pie o certificación. Partiendo de los elementos patrimoniales del ejercicio anterior, el inventario una vez redactado quedaría de la siguiente manera:


Normalmente, es el empresario o responsable de contabilidad el que firma en el pie del inventario. En la próxima sesión veremos lo que son las masas patrimoniales, su clasificación, la ecuación patrimonial que se origina y la representación básica de un balance de situación. También veremos ejemplos prácticos de balances de situación. Os espero para entonces.

martes, 17 de julio de 2012

Sesión 2: Los conceptos de patrimonio e inventario. Los elementos patrimoniales y su clasificación


Vamos a ver en primer lugar qué es el patrimonio. Imaginemos que tenemos un vecino llamado Josete que dispone de su vivienda habitual, es propietario de un chalet en la costa, el mes anterior sus padres le regalaron un Mercedes, y sabemos además que trabaja como funcionario del Estado cobrando 2.500 €. Yo mismo o los vecinos podríamos pensar que Josete dispone de una gran riqueza o patrimonio.

Pero resulta que el Mercedes fué regalado a Josete por sus padres con la condición de pagar la mitad de su valor mediante cuotas mensuales al banco que financió el vehículo, y también nos enteramos de que tanto su vivienda habitual como su chalet en la costa están hipotecadas al límite de su valor actual de mercado. Es entonces cuando nos damos cuenta de que Josete "no era tan rico".

Por tanto, como hemos visto en el ejemplo anterior, la riqueza o patrimonio no se mide solo por los bienes poseídos, sino también hay que tener en cuenta las deudas contraídas con terceros. Esto que acabamos de exponer es también aplicable a las empresas.

En consecuencia, podemos definir el patrimonio de la empresa como el conjunto de bienes, derechos y obligaciones de que dispone la empresa en un momento determinado para el cumplimiento de sus fines.

En cuanto al concepto de inventario, se puede definir como una relación detallada de los bienes, derechos y obligaciones de la empresa, en la que aparecerán con sus correspondientes valores en euros.

Para realizar un inventario hemos de seguir las siguientes etapas o fases:
  1. Observación de los componentes del patrimonio.
  2. Valoración en euros de los componentes del patrimonio.
  3. Clasificación en bienes, derechos y obligaciones.
  4. Realización en el libro de inventarios.
Según el artículo 25 del código de comercio, el empresario estará obligado a llevar un libro de Inventarios y Cuentas Anuales.

El artículo 28 del Código de Comercio, apartado 1, nos dice que "el libro de Inventarios y Cuentas Anuales se abrirá con el balance inicial detallado de la empresa". Y también señala que "se transcribirán también el Inventario de cierre del ejercicio y las cuentas anuales".

Por tanto, según los artículos anteriores del Código de Comercio, deducimos que es obligatorio realizar un inventario detallado al inicio de la actividad empresarial y al final de cada ejercicio económico. Estos inventarios serán registrados en el Libro de Inventarios y Cuentas Anuales.

Volviendo al concepto de patrimonio de la empresa, éste engloba una serie de componentes denominados elementos patrimoniales. Estos se clasifican en:
  • Bienes: Edificios, ordenadores, maquinaria, dinero, patentes, marcas propias, etc. Por tanto estos bienes podrán ser tangibles o intangibles
  • Derechos: derechos de cobro sobre clientes, deudores, subvenciones concedidas por el Estado pendientes de cobro, etc.
  • Obligaciones: deudas por compras a proveedores, préstamos concedidos por entidades bancarias pendientes de amortizar, etc.
Concluiremos esta sesión relacionando los conceptos de Patrimonio e Inventario a partir de lo ya explicado antes a través del siguiente esquema:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2013

En la próxima sesión veremos ejemplos prácticos para entender mejor todo lo explicado aquí.

lunes, 16 de julio de 2012

Sesión 1: Concepto de contabilidad y de empresa. Tipos de contabilidad

¿Qué es la contabilidad?, ¿para qué nos es útil? Son preguntas que nos podemos hacer siendo neófitos en el tema, pudiendo incluso haber quien haya contabilizado sin lograr encontrar sentido a la realización de dicha tarea.

Es cierto que la llevanza de la contabilidad es obligatoria para las empresas, pero también lo es que se trata de una herramienta que se pone a disposición de las mismas para la toma de decisiones.

Recordemos que una empresa es un conjunto organizado de factores de producción (tierra, trabajo, capital), dedicado a la producción de bienes y servicios para satisfacer las necesidades básicas de las personas a cambio de un beneficio. Este beneficio o pérdida obtenido en un periodo determinado es una de las informaciones básicas que el empresario puede obtener de la contabilidad para la toma de decisiones.

Por tanto, según la definición anterior de empresa, las empresas son unidades económicas de producción, y las personas son unidades económicas de consumo al consumir los bienes y servicios que producen y venden las empresas.

En cuanto al concepto de contabilidad, existen definiciones muy válidas y técnicas de dicho término realizadas por diversos autores especialistas en la materia. Pero en definitiva, para que nos entendamos, la contabilidad es aquella técnica empresarial que nos permite saber la situación económica y financiera de la empresa en un momento determinado (conjunto de bienes, derechos y obligaciones), así como su evolución a lo largo de un periodo determinado (beneficio o pérdida obtenidos).

En consecuencia, los objetivos fundamentales de la contabilidad son los siguientes:
  • Conocer las pérdidas o beneficios obtenidos en un periodo determinado (resultados).
  • Conocer, al finalizar el periodo considerado, lo que tenemos y lo que debemos (patrimonio).

En el mundo real existen varios tipos de contabilidad, según el ámbito de aplicación podemos hablar de:
  • Contabilidad Pública: registra la información económica del Estado, comunidades autónomas, provincias y ciudades.
  • Contabilidad Privada: registra la información económica de empresas privadas y familias. Las familias no suelen llevar contabilidad, a no ser que su patrimonio tenga un valor importante.

Siguiendo con los tipos de contabilidad, en función de las áreas donde se trabaje, tendremos:
  • Contabilidad Financiera: también llamada externa o general. Recoge de la forma más fiel el patrimonio de la empresa y sus resultados. Es de gran interés no solo por el gerente o director de la empresa, también lo puede ser para los accionistas, inversores potenciales, acreedores, Hacienda, etc.
  • Contabilidad de costes: también llamada interna, analítica o de gestión. Nos permite conocer el coste de producción de un bien y así decidir si producir o no un producto determinado. La información originada por esta contabilidad va dirigida a los distintos departamentos de la empresa, pero nunca a destinatarios del exterior.

Nosotros a partir de ahora y en particular estudiaremos la denominada contabilidad financiera. Volviendo al estudio del concepto de empresa, podemos encontrarnos con distintas clasificaciones de las mismas, ahora mismo la que nos interesa es la clasificación de empresa según el tipo de actividad, sin perjuicio de ver otras clasificaciones cuando sea necesario:
  • Comerciales: son empresas que compran bienes que son vendidos a sus clientes sin ninguna transformación. Por ejemplo, el típico bazar que compra productos electrónicos y de regalo para luego venderlos simplemente.
  • Industriales: son empresas que transforman los bienes que compran para luego venderlos a sus clientes. Por ejemplo, la típica panadería que fabrica el pan para luego venderlo a sus clientes.
  • De servicios: son empresas que prestan algún tipo de servicio, no vende bienes materiales ni los fabrica. Por ejemplo, las asesorías que prestan servicios laborales, contables y fiscales.

Cualquier duda o comentario sobre lo explicado me la exponéis. En la siguiente sesión estudiaremos el concepto de patrimonio de la empresa, el concepto de inventario y sus tipos, y los elementos patrimoniales y sus clases. Os emplazo para entonces.